Nueva portátil de Sony PSVita (PlayStation Vita)

La presentación de la nueva consola portátil de Sony, rodeada de aire festivo en la instalaciones de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, estuvo rodeada de reiteradas disculpas. Primero por parte de Jack Tretton, presidente y consejero delegado de Sony en Estados Unidos y después con Kaz Hirai, el jefe global de la división de entretenimiento. Los constantes ataque a su plataforma de juego en línea empañaron lo que quiso ser un lanzamiento brillante, el de PSVita, "porque significa vida", dicen de la sucesora de la PlayStationPortable.

Lo primero que llama la atención al tomar el aparato en las manos es su pantalla, de cinco pulgadas. Brillante, voluminosa, que ocupa casi todo el frontal. Se adapta fácilmente a las manos, no da sensación de pesada. Los controles son muy similares a los de los clásicos mandos de la casa, aunque se mejoran los sensores de movimiento y tanto la pantalla como la parte trasera del aparato es táctil.

Shuhei Yoshida, director de la división de entretenimiento de Sony, aclaró que el tamaño de la pantalla obedece a las peticiones de los usuarios, al tiempo que reconocía que en la versión reducida de PSP este fue el factor más criticado. "Queremos hacer un equilibrio entre una experiencia inmersiva, para todos los sentidos, sin perder portabilidad".

Mostrada inicialmente bajo el nombre de NGP, la sucesora de PSP, suplirá a esta máquina, cuyo recorrido empezó a finales de 2004 en Japón y llegó a Europa en el otoño de 2005. El precio, que despertó muchos comentarios, tendrá la misma cifra en dólares que en euros, aunque el cambio, obviamente, no marca el mismo valor. La versión solo con conexión wifi costará 249 euros, y la que incluya conexión 3G alcanzará 299 euros. En Estados Unidos irá con contrato con AT&T, alianza que ha generado también mucho murmullo. Normal si se tiene en cuenta que Apple también confió en esta operadora para sacar el iPhone 4 y se multiplicaron las quejas. La marca japonesa prevé sacarla al mercado a finales de año.

Como viene siendo habitual en Sony, se mantendrá la posibilidad de ver películas en la misma. La excepción está en que sí será compatible con los juegos de la consola anterior, la PSP. Algo que no sucede entre las PlayStation 2 y 3.

La realidad aumentada y la comunicación serán otros de los puntos fuertes y con posibilidades. Ya no habrá que añadir una cámara externa para cierto juegos porque la consola cuenta con dos, una frontal y otra trasera. También con conexión a través de wifi y 3G, así como conexión por GPS. Todo esto, sumado a un giroscopio y un acelerómetro, la convierten en un alarde.

Los primeros títulos en llegar con una trama diferente son Little Deviants y Reality Fighter. Uno es un compendio de adictivos minijuegos que añaden retos sobre imágenes reales y exigen cierta coordinación y habilidad para superarlos. El segundo nos invita a poner cara a nuestros enemigos y convertir la casa, oficina, o trayecto en transporte público en el escenario perfecto para una pelea.

Super Stardust Delta, cuyo protagonista se pone a los mandos de una nave de aire futurista, también propone una mezcla de control táctil y analógico. WipeOut2084 es una reedición del clásico de carreras espaciales exprimiendo la potencia gráfica del procesador al máximo, rozando el nivel que presenta esta saga en PS3.

Aunque, sin duda, el lanzamiento más esperado, con calidad casi cinematográfica y grandes dosis de acción y aventura, será Uncharted: Golden Abyss. Nathan Drake, el protagonista, explora peligrosos territorios por América Latina.

El catálogo se completa con tres clásicos de Sony reacondicionados: Hustle Kings, Everybody's Golf y Resistance Retribution.

La hermana mayor, la PlayStation3, se suma a la moda de los juegos en tres dimensiones con el lanzamiento de un monitor de 24 pulgadas pensado para este aparato. Será con gafas activas, de las que necesitan baterías y de precio más elevado. A cambio, ofrece la posibilidad de ver dos pantallas diferentes en caso de que se juegue a dobles. Es decir, en lugar de partir la pantalla cada uno ve su jugada a través de las gafas.

El televisor pensado para la consola costará 499 dólares e incluirá un cable para poder usarlo, un juego y unas gafas.

El catálogo de PS3 se verá reforzado con algunos títulos de renombre como Battlefield 3, que corona la entrada de la feria, Need for Speed The Run, Uncharted 3 y NBA 2K12 que contó con la presencia de Kobe Bryant. Jugó una partida y añadió: "Es tan realista que da miedo".(elpais.com)